transformación digital

La transformación digital es cada vez un fenómeno más importantes para los negocios en todo el mundo debido a la intensa competencia que ellos enfrentan. Sea el sector que sea, la digitalización debe ocurrir si cualquier empresa quiere mantenerse relevante. Eso está claro hoy en día para casi todos los expertos de la industria, pero la realidad suele ser más complicada.

Un estudio de Couchbase ha concluido lo siguiente: la mayoría de las organizaciones están reduciendo, retrasando o directamente fracasando en sus esfuerzos por realizar una clara transformación digital. Esta conclusión llega luego de sondear a 450 líderes en transformación digital y analizar sus respuestas.

Hay un lado bueno. El cambio hacia la digitalización en sí no ha mostrado signos de detenerse, y aunque puede que los resultados no sean tan favorables del todo, parece que los negocios finalmente entienden la necesidad de la transformación digital. 46% de los encuestados cree que serán más irrelevantes si no continúan innovando, mientras que 42% cree que perderán personal que migrará a otros competidores más innovadores y, por ende, atractivos. Así mismo, un aplastante 91% piensa que la disrupción en su particular industria está creciendo. Según el estudio, las organizaciones planean invertir 30 millones de dólares en transformación digital solo el próximo año.

La buena disposición es solo eso, desafortunadamente, y la ejecución es algo totalmente distinto. En el último año, según Couchbase, 81% de los encuestados sufrieron un retraso, redujeron y fracasaron en sus procesos de transformación digital. En casos en donde sí se implementó, 73% dijo no haber cumplido con las expectativas en la mayoría de los casos.

¿El responsable? Si bien las organizaciones reportan a los usuales sospechosos (tecnologías de legado, complejidad de integrarlas, carencia de habilidades y recursos). Sin embargo, los resultados también muestran que en muchos casos, estos esfuerzos son limitados a los departamentos TIC de cada organización, en vez de ser una prioridad en todos los ámbitos de la organización. 52% de los encuestados dijo que las estrategias son totalmente implementadas por su departamento TIC.

Las conclusiones son claras: “Si bien el entusiasmo de las organizaciones es alentador, ese entusiasmo debe ser señalado hacia la dirección correcta. Con las motivaciones equivocadas, incluso las organizaciones que están invirtiendo millones en tiempo, esfuerzo y recursos en lo digital pueden ver poco o ningún retorno”.

Finalmente, según Matt Cain, CEO de Couchbase, hemos llegado a un punto de inflexión en cuanto a transformación digital. “En este momento, es crítico que las empresas superen los desafíos que las han estado conteniendo por años. Las organizaciones que coloquen a la gente y tecnología adecuada en su lugar, y realmente impulsen su iniciativas de transformación, se beneficiarán de sus ventajas en el mercado y las ganancias”.